91 686 70 23 | 650 01 58 38 info@psicologaclaracalvo.es

Frustración, ansiedad, insomnio y angustia; los principales síntomas del estrés navideño

Con la llegada de la época navideña se acentúa el estrés; hacer frente a las comidas familiares, acertar en los regalos, así como, que ningún detalle se pase por alto, hacen que estos días se conviertan en los más estresantes del año, especialmente para las mujeres.

Síntomas psicológicos: pensamientos negativos, ansiedad, angustia, insomnio, etc.

Síntomas físicos: taquicardia, falta de aíre, aumento en la sudoración, tensión muscular, etc.

Este estrés viene generado, entre otros motivos, por la gran cantidad de compromisos sociales que marcan las fiestas navideñas. Entramos en una época en la que se considera imprescindible acudir a distintos eventos; comidas de empresa, reuniones familiares o incluso nos vemos en la obligación de organizar todo uno mismo. Estas personas no están capacitadas en esa situación para autoanalizarse y piensan que la culpa es de los demás.

Si a esta situación estresante se le une la actual situación económica, el descenso del poder adquisitivo y los cambios en el nivel de vida con respecto a años anteriores, puede tener como consecuencia la frustración al no poder seguir el ritmo de consumo de la sociedad.

Consejos para reducir el estrés:

Para prevenir o aminorar los síntomas que genera el estrés navideño, recomiendo seguir estos consejos:

    Cuando no puedas más, para, siéntate y reflexiona durante 30-40 minutos: las cosas se ven diferentes cuando te tomas un respiro.
    Intenta disfrutar de las cosas, no sólo cuando se han hecho, sino cuando se están realizando.
    Hacer ejercicio, técnicas de relajación y establecer una rutina de sueño os ayudará a enfrentaros a esta época del año.
    Os recomiendo hacer una lista con los preparativos y adelantarlos en la medida de lo posible para evitar agobios.
    Aprender a decir “no” y saber delegar en otras personas es fundamental.
    Evitar los comentarios negativos acerca de las reuniones y de personas que no nos agradan demasiado, ayuda a obviar problemas que se han podido tener a lo largo del año.

Si la práctica de estos consejos no ayuda a reducir el estrés que se genera en algunas personas durante la época navideña, recomiendo acudir a un profesional para lograr superar las situaciones estresantes.